17 de junio de 2015

En Venezuela: Cine a cielo abierto con Verdelatierra


  • Una consultora en RSE que mueve teclas humanas para propiciar hábitos más sostenibles y nuevos estilos de vida.
  • Lisbeth Bethelmy: ¨no podemos cambiar hacia un esquema ambiental sin hacer cambios en la cultura organizacional¨
  • Mayra Rincón: ¨Estamos experimentando el crowdfunding, recaudar dinero por Internet para nuestro proyecto¨.




VerdelaTierra es una empresa venezolana consultora recién creada por una comunicadora, Mayra Rincón Salazar y una psicóloga, Lisbeth Bethelmy, quienes se han propuesto mover las teclas necesarias en el campo de la Responsabilidad Social Empresarial para cambiar los hábitos del venezolano y promover la sinergia necesaria para impulsar una mayor calidad de vida. Uno de sus proyectos es Cine móvil VerdelaTierra USB, que quiere llevar películas de temática ambiental a las zonas más desposeídas para que puedan ser vistas, disfrutadas y sentidas por el público infantil, logrando sembrar semillas de sensibilización, tarea que se han trazado estas emprendedoras.


Mayra, quien tiene especialización en administración medio ambiental y otros estudios en áreas sociales, comenta que la empresa se enfoca en diseñar e implementar buenas prácticas de gestión, tratando de amoldar los fundamentos de las empresas a los lineamientos de la gestión de responsabilidad empresarial, ambiental y social. ¨Queremos invitar a las organizaciones venezolanas a que se sumen al modelo¨. La consultora tiene año y medio funcionando, tiempo del cual estuvo algunos meses en el oriente del país capacitando al sector hotelero. Según cuentan las socias, el Ministerio de Turismo elaboró una ¨Guía de buenas prácticas ambientales y organizacionales para establecimientos de alojamiento turístico¨, que si bien es un excelente material de supervisión y control, se enfrenta a que los hoteleros no saben cómo implantar tales prácticas. La coincidencia fue fenomenal. VedelaTierra les ofreció talleres y diagnóstico, además de asesoramiento en la implantación de programas de RSE, siempre con el eje ambiental incluido.


Proyectar el cariño por lo verde. La iniciativa enfocada al cine es un programa de RSE propio de la firma. Surgió del trabajo de Mayra en la Universidad Simón Bolívar, en la dirección de Cultura, cuando se hizo un convenio con el circuito Gran Cine para proyectar películas en varias barriadas de la ciudad capital, Caracas. La experiencia fue conmovedora, según esta comunicadora, ¨llegamos a zonas rurales donde viven jóvenes que aunque parezca mentira, nunca habían ido al cine¨. El proyecto quedó en el aire cuando ella se fue a España pero felizmente lo retomó entusiasmando de nuevo a la USB, pero esta vez con el tema ambiental. En paralelo conocieron a Patrocinarte, una plataforma de crowdfunding novedosa en Venezuela para hacer patrocinio colectivo como una especie de ¨potazo digital¨. Así esperan financiarlo. ¨Estamos experimentando la experiencia de recaudar dinero por Internet para nuestro proyecto. Pero el crowdfunding es un tema duro de roer¨. La campaña fue de cuarenta días inicialmente y ya va por su segunda ronda. ¨Este proyecto significa mucho porque nos hace felices, el cine engancha y así podemos enviar nuestro mensaje¨.


Con relación al crowdfunding, ambas profesionales coinciden en que es difícil porque la gente se siente estimulada por la idea pero no concreta el aporte, por eso quieren promover la campaña para que las empresas conozcan el proyecto y lo sumen a sus actividades de RSE. Como comenta Lisbeth, la clave es entender que el cine es un vehículo para la sensibilización ambiental. Además se da el efecto cascada, según la psicóloga, cambiar la visión de una empresa sobre el ambiente genera transformaciones en la motivación y en la cultura organizacional, y eso se va viendo en el trabajo realizado, en el ánimo de los empleados. El avance de la recaudación y los videos de la campaña se pueden constatar en: 

Emociones sublimes. Lisbeth, también investigadora en el área de la psicología ambiental comenta que estudió esta ciencia en España. Su área son las emociones, el contacto con la naturaleza, el enfatizar en valores y actitudes ambientales y cómo ir cambiando los hábitos para que las personas adopten unos más sostenibles. ¨Es esa tecla humana que hay que empezar a mover para propiciar nuevos estilos de vida ¨. Sin embargo asevera que en el país esta línea está poco explorada lo que le causa cierta frustración científica. ¨Me he tenido que adaptar y entender que el área es muy nueva, a nivel académico hay que convencer a los jóvenes que esto es algo necesario, rentable, útil, que vale la pena. Afortunadamente en la UCLA (Universidad Lisandro Alvarado en la zona centro occidental del país) están impartiendo la psicología ambiental como electiva¨. Un poco de ampliación sobre este tema se puede encontrar en la página http://verdelatierra.com/ donde están publicados los programas que ellas producen para la radio en línea de la USB, bajo el título ¨Contacto tierra¨, todos los lunes a las cinco de la tarde. Ya en varios segmentos explica Lisbeth, ha hablado de la psicología ambiental que tanto profesa y de un tema extraordinario: las emociones sublimes, que no son más que esas que produce el entorno, ¨lo que sentimos frente a un paisaje o un contexto que nos estremece y deja sin palabras¨. Eso que ellas quieren que se produzca tanto en los muchachos que verán las proyecciones ambientales en las salas de cine itinerantes como en todos los habitantes del planeta.

@ideagenial

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada