10 de marzo de 2016

El Espíritu Verde de Lollapalooza vuelve más verde que nunca


En esta sexta versión del festival, se compromete aún más con su cruzada medioambiental.

Al reforzamiento de sus cuatro áreas emblemáticas – Rock and Recycle, Huella de Carbono, Eficiencia Energética y Aldea Verde- se su suma la inclusión de vasos reutilizables, la compensación voluntaria de la huella de carbono de los asistentes y el compostaje de residuos orgánicos durante los dos días de concierto.

Además, se habilitó un punto de reciclaje electrónico y de latas Lolla Carnival en Costanera Center, donde quienes reciclen podrán participar por entradas y premios.


Ya son seis versiones de Lollapalooza Chile y desde la primera edición, en 2011, el espíritu del festival ha sido ocupar esta instancia para generar consciencia entre los espectadores de la importancia de respetar y cuidar nuestro medio ambiente.

Con cuatro áreas que han ido naciendo en base a nuevos desafíos y fortaleciéndose gracias a los buenos resultados, el Espíritu Verde hoy es parte esencial del festival siendo uno de los puntos mejor evaluados por los asistentes a la cita del Parque O’Higgins.

“Este año queremos activar una plataforma que vaya en línea con el cambio climático a nivel mundial. Llegó el momento de cuestionarnos ¿qué hacemos en Chile? Es urgente tener una comprensión cabal que es hoy cuando tenemos que mejorar la realidad de nuestro medio ambiente en pos de una mejor calidad de vida”, comenta Álvaro Morales, Director de Lotus Sustentable.

Es por eso que se vienen nuevas medidas. Este año debutan los vasos reutilizables, así el público tendrá otra oportunidad real de hacer algo concreto en el cuidado del medioambiente. A diferencia de las ediciones anteriores, se dejará un token en garantía por vaso –un vaso de plástico rígido con diseño LLPZ- con la finalidad de que los asistentes lo puedan usar durante todo el festival. Además, quienes quieran, podrán llevarse el vaso de recuerdo. De esta forma, se reducirá la cantidad de residuos que reciclar.

Pero ésa no es la única novedad, ya que gracias a un trabajo colaborativo entre Lotus Sustentable y la Municipalidad de La Pintana, habrán contenedores especiales para que el público pueda compostar sus residuos orgánicos.

Siguiendo con la línea del reciclaje, ya está habilitado y operativo un punto limpio en la tienda de Lollapalooza en Costanera Center –Lolla Carnival- donde se pueden llevar residuos electrónicos y latas y quienes lo hagan tendrán la oportunidad de participar por entradas y premios de Lollapalooza Chile.


Otro hito que destaca en el Espíritu Verde, es que por primera vez se realizará una campaña de eficiencia energética entre los expositores de la Aldea Verde. Los emprendedores y ONG’s participantes podrán incluir conductas en esa línea como por ejemplo, usar iluminación LED, paneles solares o incluso desconectar completamente de la red eléctrica sus stands y así optar a un premio entregado por la Agencia de Eficiencia Energética.

Dentro de los participantes de la Aldea Verde de este año, destaca la presencia de la Reserva Biológica Huilo Huilo, la Reserva Costera Valdiviana de The Nature Conservancy y Tompkins Conservation Chile con sus parques Pumalín y Patagonia.


Por su parte, la compensación de huella de carbono del festival estará a cargo de Pacific Hydro, mediante bonos de carbono que producen los proyectos de energía renovable de la empresa de generación. También este año, los asistentes podrán aportar lo suyo acercándose a Aldea Verde, donde habrá un stand para que los asistentes que se motiven, puedan medir sus emisiones y compensarlas mediante bonos de carbono del proyectos de conservación de bosque nativo en de la Reserva Costera Valdiviana de The Nature Conservancy.

vía comunicado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada