15 de julio de 2015

Imagina una ciudad


  • Larry Black en Caracas: si se diseñara para que todo fuera reciclable y reusable, nunca habría desperdicios que contaminaran
  • Arabia Saudita desea ser la primera potencia de energía solar en diez años, un ejemplo a emular por otras economías petroleras
  • Dios nos maravilla todos los días con sus diseños


Las imágenes e ideas de William McDonough sobre las ciudades ideales (y reales) del mundo, fueron mostradas por el experto y líder empresarial, Larry Black en una conferencia dictada el pasado martes 7 de julio en el Centro Cultural Chacao, en Caracas, Venezuela. Con el auspicio de la alcaldía a la cual pertenece este recinto y con el respaldo de la Embajada de Estados Unidos. El encuentro sirvió para difundir interesantes enfoques de William McDonough+Partners, una firma de diseño y arquitectura líder en el ámbito del desarrollo sostenible que ha marcado pauta a nivel mundial con su filosofía Cradle to Cradle® (De la Cuna a la Cuna). Se trata de una visión que propone contemplar todas las fases del ciclo de vida de un sistema y ha transformado la concepción de productos, procesos, edificios y ciudades. Ramón Muchacho, alcalde de Chacao abrió la reunión para afirmar que aspira que el municipio sea centro de debate de estos temas, con aportes de iniciativas para las ciudades y el país que los venezolanos merecen, dando siempre el ejemplo en positivo.



Black invitó a imaginar la ciudad ideal, en conjunción con los principios de diseño ambiental de la firma, que se basan entre otras cosas en la eliminación del concepto de desecho. Al respecto comentó que si se diseñara para que todo fuera reciclable y reusable, nunca habría desperdicios que contaminaran. ¨Todos somos nativos de este gran planeta que es la Tierra y que por sí sola no produce desechos¨, comentó. Hizo referencia a Los Principios de Hannover para el Diseño en Sostenibilidad, en los cuales se enfatiza en el derecho de la humanidad y la naturaleza a coexistir y se apunta a la interdependencia y a la responsabilidad de las decisiones en la construcción de cosas (existen edificios feos, carentes de motivación y poco inspiradores según comenta que no parecen haber sido ideados con interés). Para este experto, la sociedad está casada con el criterio de usar y desechar y eso debe ser cambiado, ¨debemos evaluar y optimizar el ciclo de vida completo de los productos y procesos para acercarnos al estado de los sistemas naturales en los cuales no hay desperdicio¨, a lo cual agregó ¨Dios nos maravilla todos los días con sus diseños¨.

Uno de los paradigmas a tener en cuenta es el flujo de la energía y la búsqueda de nuevas fuentes. ¨No estoy seguro¨, expuso este invitado, ¨de que hayamos agotado todas las ideas de cómo utilizar las energías renovables¨, en este sentido, hizo hincapié en que la edad de la humanidad es muy corta y por tanto hay todavía mucho que investigar, en una actividad de mejora continua del conocimiento.

McDonough, creador de la firma, tiene varios libros publicados, entre ellos ¨De la Cuna a la Cuna¨ y ¨The Upcycle¨. En ellos destaca como ideas: la certeza de que todo es insumo o alimento, la necesidad del uso de energías limpias y el hábito de celebrar la diversidad planetaria. Conversando sobre ellas, Black mencionó el caso de Arabia Saudita, que como país petrolero está apostando a convertirse en uno de los mayores productores de energía solar en diez años. Es un interesante cambio de perspectiva y puede convertirse en ejemplo para otros países extractores de petróleo. El desafío es pensar siempre en cómo mejorar el planeta y eso solo se logra con conciencia global. Así, el Instituto de Innovación Cradle to Cradle (c2ccertified.org) apunta a lograr productos diseñados con criterios sostenibles para los cuales los fabricantes se han tomado la preocupación y el tiempo extra para encontrar buenos materiales y trabajar pensando en valores en un triángulo de equidad, ambiente y economía.


La ciudad imaginada no necesariamente es ideal, existen muchos buenos ejemplos en todo el orbe y algunos fueron mostrados en este evento. San Francisco, en Estados Unidos, es un excelente caso de ciudad que recicla y busca constantemente la manera más efectiva de tener una urbe más limpia y saludable. Ya se genera allí un plan para recuperar el fósforo de las aguas residuales que luego puede usarse en nutrientes para el suelo. En otros lugares se están creando edificios de techos verdes, como el caso de la fabricante de motos india Hero, una enorme estructura en una zona árida, en cuyos techos se siembra. En Barcelona, España, parte del edificio Ferrer Research and Development Center alberga un mariposario desde el cual los niños liberan los ejemplares una vez al mes. En Michigan, la Ford River Rouge Factory se transformó en una estructura que captura y gerencia el manejo de agua de lluvia, lo cual la reformó en una fábrica donde habitan pájaros. Una idea parecida se dio en la sede de Nike en Hilversum, Holanda, donde las aguas pluviales se integran al diseño del campus. En Nueva Orleans, y en conjunto con el actor Brad Pitt, se han construido casas sostenibles en el Distrito 9, con materiales no dañinos para el ser humano.

Como idea final Black solicitó pensar en revertir la forma de pensar de muchos, de ¿cuánto puedo obtener por lo poco que doy?, que es una posición destructiva a una que mire más al corazón de las personas. ¨Como individuos tenemos un desafío¨, puntualizó, ¨pensar en cuánto más podemos hacer, lo que básicamente se acerca más a la felicidad¨.

@ideagenial

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada