20 de febrero de 2015

En 2014 se redujo contaminación entre 20% y 26% en ciudades del Centro y Sur del país

Son14 los planes de descontaminación atmosférica que se buscan implementar en el período 2014-2018, un trabajo que ya está rindiendo frutos en diversas ciudades que sufren el problema de la contaminación.

Durante el invierno 2014, el ministerio del Medio Ambiente, decidió enfrentar los índices de contaminación aplicando alertas sanitarias entre Rancagua y Coyhaique, lo que permitió implementar medidas para reducir emisiones, mientras se trabaja en los planes de descontaminación. En términos de episodios críticos, estos se redujeron entre 20 y 30% en las ciudades del sur y haciendo un balance total del año 2014 de la media anual de la contaminación, se constata una reducción entre 20 y 26% en ciudades como Rancagua, Talca, Curicó, Temuco y Osorno, entre 2013 y 2014.


Si se compara con el año 2012, se observa que Rancagua ha reducido su contaminación en 40%, Temuco-Padre Las Casas en 43% y Osorno en 47%. Estas reducciones se deben a varias razones, incluidas las alertas sanitarias. Además se ha aumentado el abastecimiento de leña seca y ha aumentado la venta de calefactores a kerosene y pellet en las zonas de mayor reducción.

Durante el primer año de gobierno se logró aprobar un primer plan de material particulado MP10 para Andacollo y simultáneamente se han aprobado cinco ante proyectos de planes de descontaminación: Temuco, Osorno, Talca, Chillán y Coyhaique, algo inédito, considerando que, históricamente, en un gobierno se aprueba un plan cada dos años.


Existen tres tipos de planes de descontaminación: los industriales, donde podemos considerar a Puchuncaví y Huasco: En estos se contemplan medidas de reducción de emisiones industriales de chimenea, además del control de emisiones asociadas al transporte y acopio de material. Están los planes del sur que contemplan tres medidas estructurales: recambio de calefactores multiopción, revestimiento térmico de viviendas y mejoras en la disponibilidad de combustibles más limpios (leña seca, pellet, gas natural y gas licuado), y finalmente los planes de grandes urbes como la Región Metropolitana y Gran Concepción, que tienen el objetivo de mejorar emisiones del sector de transporte, industrias, sumado a la calefacción residencial.


Cada plan de descontaminación, contempla alrededor de 40% de recambio de revestimiento térmico y de calefactores como meta obligatoria, el programa operará mediante la Agencia Chilena de Eficiencia Energética. Adicionalmente el Ministerio de Vivienda y Urbanismo ha tenido un aumento importante de recursos asociados al revestimiento térmico de viviendas existentes.

El año 2014 comenzó el trabajo por medidas estructurales y gestión de episodios críticos para lograr un aire más limpio en las ciudades de Chile.


Publicado en mma.gob.cl

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada