30 de abril de 2014

INDAP impulsa programa de buenas prácticas agrícolas para hortaliceros de la Región Metropolitana


El proyecto financiado por el Gobierno Regional Metropolitano de Santiago, gestionado por el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) y ejecutado por la Fundación Wageningen UR Chile; busca mejorar las prácticas agrícolas de 400 pequeños agricultores de comunas como Melipilla, San Bernardo, Talagante y Calera de Tango.

Con la presencia de la Seremi de Agricultura, Fabiola Freire; el Sub Director Nacional de INDAP, Ricardo Vial; la Directora Ejecutiva de la Fundación Wageningen, Marian Geluk y la embajadora de Holanda, se dio el vamos formal al Programa de Capacitación en Buenas Prácticas Agrícolas para el Sector Hortalicero de la Región Metropolitana. En la ceremonia, que se realizó en el Centro de Extensión de la Universidad Católica, participaron también diversos grupos de pequeños agricultores que están siendo beneficiados por este programa que se inspira en el sistema holandés de producción hortalicera.

Para la Seremi de Agricultura esta iniciativa “es muy importante debido al impacto que pretende entregar a través de la capacitación en buenas prácticas agrícolas, para que así los pequeños agricultores puedan aumentar la calidad de su producción. Esto es un claro ejemplo de cómo estamos trabajando para el desarrollo integral de la pequeña agricultura familiar”.

El programa tiene una duración de 18 meses y dentro de sus principales desafíos está entregar una capacitación de alto nivel para que los cientos de agricultores que participan en él puedan mejorar de manera considerable su producción y por ende la calidad de vida.

El Sub Director Nacional de INDAP, Ricardo Vial, señaló, por su parte, “que este programa es un ejemplo del espíritu del Gobierno de la Presidenta Bachelet de trabajar para disminuir la desigualdad, ya que esto va a habilitar a agricultores en una manera distinta de hacer las cosas que les permitan mejorar de forma significativa sus sistemas productivos. Esto pensando en entrar a nuevos mercados mucho más exigentes”.

El proyecto que tiene una inversión de 350 millones de pesos, entregados por el GORE, otorga capacitaciones que abordan distintas temáticas tales como: uso y manejo de plaguicidas con reconocimiento SAG; operación, mantención, manejo y calibración de maquinaria agrícola; prácticas de higiene en la manipulación de productos hortofrutícolas y primeros auxilios, entre otras materias.

vía comunicado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada