28 de marzo de 2014

Todos podemos ser superhéroes con La Hora del Planeta y aportar para un cambio positivo en el mundo en que vivimos


La Hora del Planeta, la acción ambiental voluntaria más grande del mundo, te invita a sacar el poder que llevas dentro para generar un cambio y mejorar el mundo en que vivimos. Esta campaña nos empuja a que todos nos convirtamos en superhéroes y podamos comprobar que nuestras acciones cotidianas sí pueden tener un impacto, el que es mayor aun si éstas se comparten, multiplican y globalizan.

Por lo mismo, no es extraño que este año La Hora del Planeta cuente con un aliado muy particular: el Hombre Araña, quien se convirtió en el primer superhéroe que se suma como embajador de la campaña.
Se trata de una alianza inédita, gracias a la cual el Hombre Araña se encuentra inspirando a más personas para que usen su poder y lleguen a ser superhéroes en el cuidado del medio ambiente.

Y el personaje también da el ejemplo en esto, ya que El Sorprendente Hombre Araña 2: La Amenaza de Electro es la producción de gran presupuesto más ecológicamente amigable en la historia de Columbia Pictures. Estos esfuerzos ambientales, dentro y fuera del set, fueron respaldados en todos los niveles – desde los productores, ejecutivos del estudio, miembros del elenco y el equipo – y comenzaron tan pronto como la película entró en pre-producción.

Embajadores en Chile
En Chile La Hora del Planeta también tiene sus propios embajadores, quienes están apoyando esta iniciativa desde sus distintos ámbitos de acción y principalmente a través de redes sociales. Ellos son: Marcelo Mena, subsecretario de Medio Ambiente; María Josefa Errázuriz, alcaldesa de Providencia; Amarilis Horta, directora del Centro Bicicultura; la periodista Andrea Obaid; la actriz y cantante Amaya Forch; las actrices María José Bello y Leonor Varela; el director del Centro Ballena Azul (CBA), Rodrigo Hucke; la bloguera y twittera Bernardita Ruffinelli; el cantautor Eduardo Gatti; y los periodistas y comunicadores Javier Olivares, Juan Pablo Queraltó, Karol Dance y Cristóbal Romero.

“Cada año me sumo a La Hora del Planeta porque pienso que es fundamental creer que con pequeñas acciones podemos hacer un gran cambio. Es incentivarse e incentivar al resto a cambiar los hábitos por unos más sustentables y así empezar a generar un poco más de educación y cultura verde que tanta falta hace en Chile”, comenta Andrea Obaid.

“Mientras sigamos creyendo que el aporte de cada individuo no alcanza, no me queda otra que llamar a la acción a muchos individuos”, enfatiza Bernardita Ruffinelli.

“Como activista y en mi compromiso con el medio ambiente con gusto me sumo un año más a La Hora del Planeta, una instancia donde se piden 60 minutos de tu vida sin usar energía eléctrica; un acto que en pocas palabras no cuesta nada y que te permite por ejemplo dormir una siesta y al mismo tiempo estar contribuyendo a un respiro para la tierra. Yo como scout creo fielmente en el legado de Baden Powell, quien dijo "deja el mundo mejor de como lo encontraste"; si la mayoría pensáramos de esa forma, quizás esta hora del planeta ni siquiera sería necesaria. Yo me sumo!”, manifiesta por su parte Karol Dance.

Por su parte, Juan Pablo Queraltó, subraya que todos debemos tener la camiseta puesta por nuestro planeta y crear conciencia al respecto. “El planeta Tierra es nuestro hogar, es el lugar en donde habitan millones de seres, de vidas, de maravillas únicas y debemos aprender a cuidarlo y quererlo... Si no nos ponemos las pilas nos quedaremos sin todo ese brillo que tiene nuestro mundo”, señala.

Javier Olivares, a su vez, sostiene que decidió apoyar La Hora del Planeta "principalmente porque siempre participo en acciones que busquen concientizar de la importancia del cuidado de la tierra, ya sea a través de la campaña #Elaguaeselorodelplaneta o a través de la Hora del Planeta. La significación es la misma: buscar conciencia ", dice.

Más sobre La Hora del Planeta en www.chile.panda.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada