27 de marzo de 2014

The Synergy Group Chile: Colaborando en la senda de ser buenos vecinos

  • Casos emblemáticos de plantas de producción o tratamiento de aguas que han sido llevadas incluso a su cierre por malos olores, han hecho pública la importancia que tiene el control odorante para evitar molestia en comunidades aledañas.
  • Actualmente y con un escenario en que la sociedad y el Estado están atentos a las acciones medio ambientales, es un deber de las empresas actuar de manera efectiva frente a las emisiones de sus empresas.


Desde hace un tiempo el Ministerio del Medio Ambiente trabaja en la creación de una normativa de calidad de olores en el aire, que se prevé entrará en vigencia en 2017 y que establecerá, entre otros, que las industrias deberán diagnosticar sus emisiones odorantes y si corresponde, implementar medidas de forma tal que éstas no superen niveles considerados "molestos.

Hoy en día, diversas industrias pueden evaluar qué soluciones implementar en sus instalaciones de cara a esta nueva normativa. Lo anterior gracias a que se encuentran disponibles en nuestro país técnicas para medir el olor y evaluar soluciones que conduzcan a reducir el impacto odorante en la comunidad. The Synergy Group (TSG) es la empresa chilena que integra verticalmente servicios de Diagnóstico, Laboratorios, Monitoreo en línea y Soluciones. Cuenta con más de 18 años en el mercado y trabaja con el "estado del arte" para detectar y dar solución.


Ecometrika: pioneros en Chile
En Chile está aprobada la Norma Metodológica NCh 3190:2010, que define como realizar la medición de la concentración de olor por olfatometría dinámica y es homóloga de la norma internacional EN 13725:2004. Patricio Reich, experto en Ingeniería de Olores y Socio fundador de TSG Indica que “Cualquier organización puede realizar un Estudio de Impacto Odorante para saber cuál es su situación de emisión de olores, a quién está impactando, con qué frecuencia y en qué magnitud, así como determinar qué grado de solución requiere para reducir la molestia”. De eso se encarga Ecometrika, división de negocio de TSG Chile.

A través de estos estudios, una empresa puede conocer la Tasa de Emisión Odorante (TEO) en unidades de olor por unidad de tiempo y, junto al análisis de las condiciones de topografía y meteorología del lugar, estimar la distancia y nivel en el que se percibirían los olores. En palabras simples y según la tendencia internacional de medición y control que se está siguiendo en nuestro país, se debe medir la Emisión, es decir, el punto de origen, y/o la Inmisión, que corresponde a la comunidad receptora de los malos olores y los efectos que tiene en ella.

En materia industrial, TSG ha definido dos líneas de trabajo. La primera es entregar soluciones para fuentes fijas -como ductos, chimeneas de vapores y gases - para los que sugieren, según sea el caso, tecnologías como biofiltros, que dicho sea de paso, es "la" tecnología que remueve o destruye compuestos odorante y con una eficiencia sobre un 95%. Y en el caso de fuentes difusas (o fuentes abiertas no canalizadas), lagunas u otras no cubiertas, la empresa recomienda la utilización de sistemas de atomización de ecocatalizadores sin fragancias adicionadas, o vaporización de aceites. Es decir, soluciones inocuas, que neutralizan los olores con lo que logran un 99% de efectividad.

Sergio Canales, gerente del área de Control y soluciones, indica que para cada empresa la solución es única de acuerdo al problema detectado. “Una de las características más relevantes de nuestra propuesta es que, en ningún caso, las soluciones son estándares. Al contrario, cada una se desarrolla para un proceso productivo específico, para el que se consideran todos los factores involucrados, como procesos, clima y geografía”, enfatiza Canales. El ejecutivo agrega que, mediante sistemas de muestreo, es posible medir las concentraciones de olor, y con estos datos se puede cuantificar y evaluar eficiencias en plazos determinados.

Sanitización de ambientes
TSG cuenta además con un área especializada para sectores semi industriales como oficinas y lugares públicos, y que tiene relación con la sanitización de ambientes.

Los olores, al ser una concentración de gases, llevan consigo bacterias y virus que flotan en el aire, lo que conlleva un problema. En lugares como oficinas y hospitales cuentan con sistemas de ventilación corrientes que aceleran la propagación de virus, sobre todo en época invernal. Para este sector, TSG Chile ofrece sanitizadores de ambientes ultravioletas denominados “Eco UV Filtro”, que mediante tecnología UV filtran el aire, reduciendo los malos olores y eliminando bacterias y virus -entre ellos H1N1 y otras gripes- entregando la posibilidad de prevenir el contagio de virus intra hospitalario o el ausentismo laboral de una empresa. “Este sistema destruye hasta el 99,9% de los gérmenes del aire, sin generar ozono”, concluye Sergio Canales.


Participación y responsabilidad social
Por otra parte y dentro de su política de Responsabilidad Social Empresarial, TSG ha trabajado con el Hospital Infantil Luis Calvo Mackenna instalando purificadores de aire basados en tecnología UV, que destruyen bacterias, mohos, hongos y otros microorganismos de transmisión aérea. De este modo, se busca prevenir el contagio en la sala de espera de afecciones invernales derivadas del frío y la mala calidad del aire, como trastornos respiratorios, influenza común y resfríos, entre otros.

vía comunicado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada